13 de Diciembre 2005

elmundo.es y los presos rehabilitados

Repugnante campaña a favor de un asesino en elmundo.es. Titular:

Schwarzenegger niega clemencia a un preso rehabilitado y propuesto para el Nobel de la Paz

Después tenemos que leer que trascurridos varios años desde que asesinó a cuatro personas, incluida una niña pequeña, el sujeto en cuestión solo se arrepentía del daño causado a los de su raza. Teniendo en cuenta que él era negro y que sus victimas eran blancas o asiáticas es un arrepentimiento cojonudo.

Toda una reinserción para Gumersindo y sus chicos. Mucho más en Diarios de las estrellas

Escrito por FP contra elmundo.es a las 13 de Diciembre 2005 a las 08:27 PM
Comentarios

Vaya por delante que estoy en contra de la pena de muerte en todo caso y que conservo una (tenue) esperanza en la reinserción vía penal.

Dicho esto, el tratamiento que aplica El Mundo a la noticia me parece de lo peor que he leído últimamente. Lo de que este tipejo (y el hecho de haber sido ejecutado no le convierte en algo mejor que un "tipejo") haya sido "nominado" al Nobel de la Paz demuestra la ignorancia del periodista, que debe de haber confundido los ya bastante desprestigiado premios Nobel con el Óscar.

Me pregunto cómo compaginan ciertos progres el hecho de escandalizarse con la ejecución de este sujeto con el hecho de salir en procesión con ciertas feministas gritando algo así como "¡contra violación, castración!".

Posted by: dagwood en: 13 de Diciembre 2005 a las 09:33 PM

ABC 31 Diciembre de 2005

Viena se ha quedado en el vals

Luis Ignacio Parada

HA sido una lástima que la organización cultural Europart, cuyo proyecto educativo «25 Peaces» fue subvencionado generosamente con más de un millón de euros por el Gobierno austriaco, haya decidido retirar de las calles de Viena cuatro carteles luminosos sobre la UE a causa del escándalo y las fuertes críticas que ha producido en la oposición y en algunos ciudadanos el carácter presuntamente sexual de su contenido humorístico. Que eso haya ocurrido justo dos días antes de que Austria asuma la presidencia de la UE puede dar una idea de en qué manos va a quedar Europa en los próximos seis meses: en los valses de Strauss de pasado mañana.

Una de las mayores paradojas del mundo moderno, dominado por el erotismo explícito, es que cuanto mayor es la libertad sexual, más gente se escandaliza de lo que para Aristófanes, Ovidio, el Kamasutra, Boccaccio o Fernando de Rojas era algo convencional en su tiempo. Lo que era perfectamente tolerado en Grecia, Roma, la India, el Renacimiento o el siglo de Oro es hoy es utilizado por los ganapanes sin creatividad y los trileros del marketing para vender como atentado a la moral algo de lo que lo único que escandaliza es que alguien pague por ello. Primero por el inverosímil mal gusto de los artistas que confunden la picardía con la procacidad; segundo por la bobería de los genios que aceptaron a concurso unas obras sin un ápice de inspiración ni un adarme de talento; tercero por el reaccionarismo de una sociedad anclada en las ideas de moralidad de la época de sus ídolos, los Strauss.

Heine, uno de los poetas cuyos poemas punzantes y satíricos gozan de mayor prestigio universal, salvo en Austria, donde es casi un desconocido pese a haber escrito toda su obra en alemán, sostenía que «todo delito que no se convierte en escándalo no existe para la sociedad». Le faltó decir que una sociedad no tiene por qué escandalizarse de lo que no es delito. Y si lo hace es que se ha quedado anclada en un pasado victoriano.


Posted by: Melitón Pérez en: 3 de Enero 2006 a las 07:36 AM