Julio 5, 2004

Paso al maestro

Denuncia el maestro, Carlos Rodríguez Braun, que el periodista Juan Arias se refirió a la necesidad de excluir la cultura de “las garras férreas del mercado” en las páginas de El País, claro está. A esto se le llama información objetiva e independiente de la mañana, evidentemente.

El mercado es la decisión libre de la gente, en contratos establecidos sin violencia y en beneficio mutuo, con lo que no resulta evidente que haya que bloquear estos procesos en el caso específico de la cultura. [...] Parece claro que Juan Arias apunta a la provisión de la cultura a través de la política, es decir, que las autoridades sujeten con firmeza a los ciudadanos, lo quieran éstos o no, y les arranquen el dinero para que paguen lo que no pagarían si no estuvieran entre sus –qué coincidencia– garras.
El referirse al mercado como un ente autónomo de las decisiones de los millones de ciudadanos que son las que lo conforman siempre encierra un sesgo antiliberal, en este caso, bastante descarado.

Escrito por Daniel Rodríguez Herrera contra El País a las Julio 5, 2004 12:11 AM
Comentarios

Acabo de escuchar la edición del mediodía de los noticiarios de Antena 3. La noticia era sobre la primera piedra del rascacielos que habrá donde estaban las torres gemelas, puesta por Bush. Me ha llamado poderosamente la atención porque han untilizado una técnica de desinformación que vi analizada en un enlace que pusieron en HispaLibertas sobre un libro que supuestamente analizaba las razones del éxito de FoxNews. El analista desmenuzaba una noticia, también sobre Bush en la que, sin duda, todas y cada una de las palabras eran ciertas pero estaba indudablemente sesgada. La similitud es profunda.

En el caso de la noticia analizada, se decía que el secretario de estado Rumsfeld había ido a una ceremonia militar en una academia (no recuerdo los detalles, da igual) y se hacía preceder la información de la apostilla "Sin decir ni una palabra de los abusos de Abu Ghraib". El análisis, evidentemente, comentaba la estupidez de la apostilla, subrayar un no suceso, algo que no pasó y que de pasar habría sido, esta vez sí, un verdadero bombazo: escuchar a Rumsfeld metiendo el tema de las torturas en una ceremonia castrense. Sin duda pensaría todo el mundo que ha enloquecido. El analista da una razón del por qué de esta extraña redacción, la de que en realidad no están informando sino situando al Rumsfeld en la mira de tiro y hasta que no se le liquide no se lo va a dejar en paz.

En Antena 3 ha sido calcado. La locutora ha empezado diciendo que Bush no se ha dado por enterado de que los acontecimientos del 11-S no tienen que ver con Sadam (Más o menos: "La comisión del 11-S ha descartado vínculos entre Sadam y el 11-S, sin embargo Bush no se ha dado por enterado y ha realizado su discurso en la ceremonia..."). La noticia, o lo que sea, ha seguido con comentarios despectivos y ridículos ("Es un enorme pedrusco de xx toneladas..." más o menos de nuevo) y una selección exquisita de gente insatisfecha por motivos no menos ridículos, eso sí, exhibiendo una retórica llena de la palabra "mentiras", "engaño", etc.

Es para preocuparse. A mi me parece bien que den información que perjudique a sus enemigos políticos, es incluso bueno que la destaquen. Pero que se callen datos importantísimos en contrario y esta especie de mitín al que nos someten en lso noticiarios es intolerable.

Lo que no entiendo es por qué la gente los soporta. Aunque no seas un analista experto como la persona que comento o no tengas elementos para saber qué es lo que pasa exactamente, la cosa huele a desquite y machaque para fastidiar.

Posted by: Dodgson Lluís en: Julio 5, 2004 4:04 PM

La noticia analizada no era sobre Bush, evidentemente, era sobre Rumsfeld.

Posted by: Dodgson Lluís en: Julio 5, 2004 4:08 PM